Libertad y responsabilidad de la persona en el centro de la tercera edición del Meeting del Rhin.

Libres, ¿para qué? Con este título, el Meeting del Rhin, que se ha desarrollado en Colonia del 26 al 28 de febrero, ha afrontado preguntas esenciales: ¿cómo usamos nuestra libertad? ¿Cómo vivimos nuestra vida, el trabajo, las relaciones? A través de experiencias y testimonios, el Meeting ha afrontado el tema de la libertad en sus diferentes implicaciones y facetas. En el origen de este evento, que ha llegado ya a su tercera edición, está la pasión por lo humano nata gracias al encuentro con el carisma de don Giussani, testimoniado por los organizadores, guiados por don Gianluca Carlin, y por sus colaboradores, que participan en el evento. A los voluntarios, procedentes de todos los lugares de Alemania, en el encuentro que ha precedido al inicio del Meeting, don Lorenzo Di Pietro, ha recordado que “un corazón agradecido sabe hacer bien su trabajo con gratuidad”. Reconociendo la gratuidad de Dios y conmovidos de cuanto hemos recibido, en efecto, podemos mantener la misma mirada sobre los demás.

Entre los ponentes del Meeting, hemos escuchado al profesor Ahmad Karimi del Centro de Estudios islámicos de la universidad de Münster, llegado hace trece años a Alemania como prófugo de Afganistán, narrar la transformación que se produjo en su vida cuando se vió mirado como hombre y no como prófugo. El doctor Adolf Diefenhardt, médico misionero en África, y Stephan Neuhoff, exdirector del servicio de bomberos de Colonia y padre de once hijos, han testimoniado su fe sólida y profunda en Dios. Los periodistas John Waters y Ronald Reno se han planteado la pregunta sobre cómo ser verdaderamente libres en un mundo donde la libertad significa sólo hacer lo que se quiere. El cardenal Müller, Prefecto de la Congregación de la Fe, nos ha recordado que la libertad del hombre llega a su cumplimiento en el momento en que coopera con el amor de Dios: “Seguir los mandamientos no significa ser menos libres, sino elevarse a la voluntad y al amor de Dios”. Por último, Friedrich Leopold Stolberg, Presidente de la Corte Penal de Görlitz, y Frank Wendt, docente del Instituto de Psiquiatría forense de Berlín, se han enfrentado a la pregunta de la relación entre Libertad y responsabilidad de la persona.

Estos intensos tres días marcados por la experiencia y la cultura, en realidad, son solamente el trampolín para un florecer de relaciones que se intensifican durante el año y continúan testimoniando la pasión por lo humano en esta tierra de misión. Porque como sugiere el título de la próxima edición, sacado de una expresión de Albert Camus, «Ein Mensch zu sein, das interessiert mich!»: ser un hombre, ¡Esto me interesa!

lea también

Todos los artículos